INFILTRACIONES DE COLÁGENO

Infiltraciones de Colágeno

¿Qué es el colágeno?

El colágeno se trata  una proteína que se encuentra en todo el tejido músculo-esquelético, es decir a nivel cápsulo-ligamentario articular, en la musculatura y en los tendones. También en  la piel.
Existen múltiples tipos  de colágeno aunque el mas frecuente en los tejidos es el colágeno tipo I .

¿Qué funciones tiene el colágeno?

• Es un componente estructural importante de músculos y articulaciones.
• Permite la resistencia, flexibilidad o distensibilidad de los tejidos donde se encuentra.
• Da unión  a los tejidos músculo-esqueléticos.
El colágeno es sintetizado  por células llamadas fibroblastos,  presentes en las estrcturas anatómicas mencionadas.

¿Qué aporta la infiltración de colágeno?

El colágeno presente en el sistema músculo-esquelético sufre desgaste y desnaturalización con pérdida de sus cualidades a causa del paso del tiempo y la actividad, mayormente en personas mayores de  50 años, ya que que la capacidad de producir colágeno por los fibroblastos se reduce.

El colágeno es importante a nivel estructural y como estímulo al proceso  reparativo de las estructuras músculo-esqueléticas lesionadas o alteradas.

¿Qué sucede con la perdida de colágeno?

La reducción de colágeno estructural conlleva a la pérdida de la elasticidad y resistencia de las articulaciones, músculos, tendones y ligamentos.

¿Para que sirven las infiltraciones de colágeno tipo I?

El  colágeno inyectable tipo I, es de utilidad para el tratamiento de las lesiones  que afecten al tejido músculo-esquelético.

Los tratamientos de colágeno tipo I inyectados  tienen una actividad estructural muy importante ya que  sustituyen, dan fortaleza, protección  y base a la  estructura  de las fibras de colágeno presentes en los cartílagos, tendones, ligamentos y articulaciones, proporcionando resistencia al estrés por la actividad de los mismos e induciendo la regeneración y reparación de los tejidos.

¿En qué situaciones son de utilidad las infiltraciones con colágeno tipo I?

• Artrosis articular (en rodillas, hombros, codos, etc).
• Patologóas cervicales y lumbares.
• Lesiónes de cartílagos articulares.
• Fascitis Plantar.
• Hombro con dolor de diversas causas.
• Tendinitis.

Dr Pablo A. Consigliere Rodríguez.

Máster en Tratamiento del Dolor.

 

Los comentarios están cerrados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información