SINDROME PIRAMIDAL O PIRIFORME

Publicado por Pablo Consigliere el 5/10/2015. Categoría: Dolor Óseo, Muscular y Articular

¿Qué significa Síndrome Piriforme o Piramidal?

El Síndrome Piriforme o Piramidal, lo definimos como el dolor producido por la compresión del nervio ciático al salir de la pelvis y entrar en la región glútea, puntualmente a la altura del canal sub-piramidal que se forma entre los músculos piramidal (piriforme) y el músculo gémino superior. Estos músculos forman una especie de compás que comprime el nervio ciático mayor. El músculo piriforme es abductor y rotador externo de la cadera mientras que actúa como flexor  durante la marcha.

ciatica-si-sindrom-piriforme

 

 ¿Qué síntomas produce el Síndrome Piriforme o Piramidal?

El Síndrome Piriforme o Piramidal se caracteriza por la presencia de  dolor en el tercio inferior de la región gútea, que se irradia a la cadera, a la región lumbar baja y a al sector posterior del miembro inferior, incluso hasta la pierna. El dolor puede empeorar al flexionar la cintura, con la tos, al estar sentado o al estornudar, al hacer ciertos movimientos, en el acto sexual, etc. La ciática asociada al Síndrome Piriforme o Piramidal , también puede causar hormigueo, entumecimiento o debilidad en la pierna. Los síntomas del Síndrome piriforme pueden aparecer rápidamente y persistir por semanas.

sciatica

¿Cuáles son las causas del Síndrome Piriforme o Piramidal?

La causa más común del Síndrome Piriforme o Piramidal es la sobrecarga deportiva del músculo piramidal que puede derivar en contracturas, inflamación, hipertrofia (aumento del tamaño de los músculos piriforme y/o gémino superior), atrofia compresiva piramidal o incluso por desgarros y cicatrices del músculo. Otra causa es el permanecer muchas horas diarias sentado, por trabajo o por sedentarismo, ya que en esta posición, los músculos piramidal y gémino superior están en tensión, comprimiendo el nervio ciático. Hay otras causas menos comunes de Síndrome Piriforme o Piramidal como ciertas malformaciones congénitas o problemas biomecánicos.

¿Cómo se diagnostica el Síndrome Piriforme o Piramidal?

El diagnóstico del Síndrome Piriforme o Piramidal, comienza con la sospecha clínica del médico ante los síntomas que manifiesta el paciente. Posteriormente el médico le realizará algunas maniobras de exploración física cuyo propósito es provocar la tensión del músculo piriforme y así reproducir el dolor clásico del Síndrome Piriforme o Piramidal. Estas maniobras se basan en rotar la cadera en distintas posiciones específicas para el diagnóstico. Entre los estudios que pueden solicitarle, incluimos principalmente la RM de pelvis musculoesquelética y el electromiograma.

¿En qué consiste el Tratamiento del Síndrome Piriforme o Piramidal?

Una vez confirmado el Diagnóstico de Síndrome Piriforme o Piramidal, según nuestra experiencia, recomendamos la realización de un tratamiento médico farmacológico, sumado a una fisioterapia específica para el Síndrome Piriforme o Piramidal.
La Fisoterapia Intentará compensar los desequilibrios musculares en la zona:
• Tratar la contractura del músculo piriforme.
• Tratar la contractura de los rotadores externos y abductores de la cadera.
• Tratar la posible debilidad de los adductores de la cadera, en ciertos casos.
• Tratar la posible disfunción de la columna lumbar.
•Proveer más  movilidad a la articulación sacroilíaca.
Además su médico le recomendará unos Ejercicios de Estiramiento específicos para tratar el Síndrome Piriforme o Piramidal, para distender los músculos rotadores externos y abductores de la cadera.

Ejercicios para tratar el Síndrome Piriforme o Piramidal !Click Aquí¡
En algunos casos se podrá realizar el tratamiento con Infiltraciones guiadas por ECO o por TAC, con la inyección de un anestésico local  junto con antinflamatorios que suelen ser muy efectivos.

La infiltración con Toxina Botulínica A, (BOTOX) es una alternativa efectiva para tratar el Sd. Piramdal,  en los casos en que la fisioterapia no ha dado resultados satisfactorios, ya que produce una relajación persistente del músculo piramidal, reduciéndose la compresión sobre el nervio ciático y consecuentemente la sintomatología.

La infiltración con Toxina Botulínica A, (BOTOX), es una técnica segura y sin efectos adversos considerables.

Si tiene alguna duda contacte con nosotros  al  teléfono  958 04 01 33.

 CMED                 Dr. Pablo Adrián Consigliere Rodríguez.

 Especialista en Diagnóstico y Tratamiento del Dolor.

Los comentarios están cerrados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información