Sacroileitis, su causa y tratamiento.

Publicado por Pablo Consigliere el 12/12/2017. Categoría: Dolor Óseo, Muscular y Articular

¿Que significa y cuáles son las causas de la Sacroileitis?

Las articulaciones sacroilíacas son dos articulaciones simétricas, que se disponen entre el hueso sacro, al final de la columna y los huesos coxales o ilíacos, como vemos en la siguiente imagen:

Art. Sacroilíaca

La Sacroileitis es la inflamación de dichas articulaciones, pudiendo desarrollarse de un solo lado o en forma bilateral.

La sacroileitis puede producirse por un traumatismo deportivo o una caída  que produzca estress e inflamación de la articulación.

Una alteración mecánica como la  diferencia en la longitud de los miembros inferiores  o la escoliosis, puede alterar la marcha y generar sacroileitis.

Las artritis y en especial  la Espondilitis Anquilosante (artropatía seronegativa), suele asociarse a sacroileitis.

Durante el embarazo hay modificaciones de la anatomía pélvica, lo que puede desencadenar  sacroileitis.

La artrosis degenerativa de las articulaciones sacroilíacas puede causar sacroileitis.

Las causas infecciosas son muy raras.

¿Cuáles son los síntomas de la Sacroileitis?

El dolor es la principal manifestación clínica de la sacroileitis. El dolor se produce principalmente en la región posterior de la pelvis o debajo de la columna, es decir por detrás de las articulaciones sacroilíacas. El dolor puede irradiarse, es decir extenderse a las regiones glúteas (nalgas), al muslo y a las caderas.

Permanecer mucho tiempo de pie, caminar, correr o al pasar de la posición de sentado a la posición de pie, puede aumentar la sensación de  dolor.

si-joint-pain

Si se permanece mucho rato sentado o al levantarnos por la mañana notaremos una sensación de rigidez o contractura en caderas y en la región sacroilíaca.

¿Cómo se diagnostica la Sacroileitis?

Al diagnóstico de sacroileitis, llegará su médico por medio del interrogatorio y algunas maniobras de exploración física.

Para confirmar el diagnóstico se puede recurrir a exámenes complementarios de imagen como la “Resonancia Magnética” sin y con contraste (método mas sensible en fases precoces) o bien solicitará un TAC o una RX (útiles en fases ya avanzadas de la sacroileitis). Su médico, además  podrá necesitar realizar alguna prueba de laboratorio para descartar algún tipo de artritis o alteración metabólica que pudiese estar relacionada con la sacroileitis.

SI

 

¿Cómo se trata la sacroileitis?

El tratamiento farmacológico podrá incluir antinflamatorios, relajantes musculares, corticoides o incluso fármacos específicos para tratar la artritis.

Lás infiltraciones de las articulaciones sacroilíacas pueden ser una alternativa beneficiosa para tratar la sacroileitis, consistiendo en una inyección dentro de la articulación sacroilíaca, realizada con guía por medio de  TAC o fluoroscopía, que permitirá confirmar la ubicación exacta de la aguja en la zona de interés.

La rehabilitación mediante ejercicios específicos y las diferentes técnicas de fisioterapia son muy importantes en el tratamiento de la sacroileitis.

La intervención quirúrgica es un recurso de última instancia, cuando han fracasado todos los demás tratamientos y consiste el la fijación completa de la articulación, procedimiento llamado artrodesis.

 

Dr. Pablo A. Consigliere Rodríguez.

Máster en Diagnóstico y Tratamiento del Dolor.

logo-cabecera

Téléfonos:   958040133  y 695189926

Los comentarios están cerrados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información