Fracturas de Estrés o Sobrecarga

Publicado por Pablo Consigliere el 19/02/2017. Categoría: Dolor Óseo, Muscular y Articular

¿Qué significa fractura por estrés óseo o sobrecarga?

Una fractura por estrés óseo se produce a consecuencia de un uso excesivo con una consecuente sobrecarga osea que inicialmente de manifiesta como un proceso de edema inflamatorio, que debilita el hueso afectado, luego se desarrolla una  perdida de mineralización ósea que con  el tiempo evolucionará a una fractura. Las fracturas por estrés óseo o sobrecarga, son  común en los miembros inferiores, en pies, tibia, peroné, cuello femoral y también en huesos pelvianos.

 

Fracturas por Estrés

Fracturas por Estrés

¿Cuáles son los síntomas de una fractura por estrés o sobrecarga?

Los síntomas de las fracturas por estrés o  sobrecarga pueden ser muy variados. Sin embargo, el síntoma clásico es el dolor, que se caracteriza por reducirse con el reposo y  aumentar con el esfuerzo o el movimiento.  El dolor de la fractura por estrés óseo o sobrecarga, se asocia a cambios inflamatorios de las partes blandas limitantes,  con hinchazón, enrojecimiento  y calor, excepto en fracturas profundas como por ejemplo de cuello de fémur,  que por estar a nivel  profundo, la inflamación estará oculta.

¿Cuales son las causas de las fracturas por estrés o sobrecarga?

Las causas más frecuentes de fracturas  por estrés óseo o sobrecarga son:

Hay factores que pueden predisponer a las fracturas por estrés óseo o sobrecarga:

¿Cómo se diagnostican las fracturas por estrés óseo o sobrecarga?

El método mas sensible es la resonancia magnética (RM), ya que detecta el edema óseo como un primer signo de la fractura por estrés óseo o sobrecarga.  La Radiografía y la Tomografía axial computada (TC), detectan la fracturas por estrés óseo o sobrecarga en estadios mas avanzados.

Fractura de Tibia.

Fractura de Tibia.

¿Cómo se tratan las fracturas por estrés o sobrecarga?

La medida inicial es el reposo y evitar la causa que nos ha generado la fracturas por estrés óseo o sobrecarga, en general se suspenderá la actividad  por 2 meses.
Con frecuencia se recetan complementos de colágeno, ácido hialurónico, glucosamina,  calcio y vitamina D.

Son además recomendables varias sesiones de magnetoterapia.

Es recomendable el uso de un calzado cómodo y blando para evitar el impacto.

La vida sana, con una adecuada alimentación, evitando el tabaquismo y el alcohol, favorecerán a una recuperación mas rápida.

En casos avanzados o que no responden a los tratamientos conservadores habrá que recurrir a la cirugía.

 

Dr, Pablo A Consigliere Rodríguez.

Máster en Diagnóstico y Tratamiento del Dolor.

CMED,  Te.958040133  Citas de 16 a 20 h.

 

Los comentarios están cerrados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información